BNDES - El Banco de desarrollo de Brazil
   



¿Dónde estoy? Página inicial  >>  BNDES

Historia

El Banco Nacional de Desarrollo Económico (BNDE) fue establecido el 20 de junio de 1952, en virtud de la Ley 1.628, como una agencia gubernamental, con el objetivo de desarrollar y llevar a cabo las políticas nacionales de desarrollo económico. Posteriormente, según la Ley 5.662, del 21 de junio de 1971, el BNDE se convirtió en una empresa estatal de derecho privado, que se tradujo en una mayor flexibilidad para la captación y aplicación de recursos, además de menor interferencia política.

linha_tempo_esp

Protagonista de la industrialización

Inicialmente, el BNDE invirtió mucho en infraestructura, sin embargo, ya en los años 60, el sector agropecuario y las pequeñas y medianas empresas brasileñas pasaron a contar con líneas de financiamiento. En esta época, el BNDE comenzó a trabajar en asociación con una red de agentes financieros acreditados, distribuidos por todo Brasil.

El Banco fue pieza fundamental en la política brasileña de substitución de importaciones en los años 1970, lo que condujo a la formación del más completo parque industrial de América Latina. Se iniciaron las inversiones en segmentos aún incipientes en Brasil, tales como la informática y la microelectrónica.

En 1974, estableció tres subsidiarias para actuar en el mercado de capitales y, de este modo, ampliar las formas de capitalización de las empresas brasileñas. Ellas se fusionaron, en 1982, en la BNDESPAR.

La integración de las preocupaciones sociales a la política de desarrollo, a inicios de los años 1980, se reflejó en el nombre del Banco, que, en 1982, pasó a llamarse Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social - BNDES.

Durante la década de los años 1980, el Banco incentivó las empresas brasileñas a competir con los productos importados en el mercado interno, tal como pasó a estimular las exportaciones. En los años 1990, fue el órgano responsable por el soporte administrativo, financiero y técnico del Programa Nacional de Desestatización, de privatización de grandes empresas estatales brasileñas, iniciado en 1991.

Durante los años 1990, el BNDES enfatizó su actuación en la descentralización regional, con una mayor inversión en las regiones menos desarrolladas de Brasil, y con el apoyo a las exportaciones de las micro, pequeñas y medianas empresas. La preocupación con el medio ambiente ganó fuerza, con la clasificación del riesgo ambiental de los proyectos.

El Banco inició su apoyo al sector cultural en 1995, con la inversión en la producción de películas y en la preservación del patrimonio histórico y artístico brasileño. La inversión en la economía de la cultura fue sistematizada a partir de 2006, con financiamiento para todas las etapas de la cadena productiva.

Desafíos contemporáneos

En el siglo 21, el BNDES consolida su vertiente social y busca promover, en los proyectos que solicitan apoyo, el desarrollo local y regional, el compromiso socio ambiental y la capacidad de innovación – desafíos más urgentes en un mundo cada vez más dinámico y en constante transformación.

El BNDES es hoy una institución activa y moderna, que continúa explorando nuevas fronteras. El Banco inauguró una oficina en América del Sur (Montevideo) y una en Europa (Londres) en 2009, así como una representación en Africa (Johannesburgo) en 2013, con el propósito de buscar nuevas alternativas para el desarrollo en un mundo globalizado e interconectado.

Más información sobre el papel internacional del BNDES

 



Últimas noticias  Últimas noticias
18/07/2017
MPyMEs se quedan con el 40% de los préstamos del BNDES en el primer semestre de 2017
Entre 2015 y 2016, la tajada de MPyMEs en los préstamos del BNDES ya había incrementado del 27% para el 31%. El incremento más fuerte de esa participación este año tiene que ver con una serie de iniciativas del BNDES para ampliar y simplificar el acceso de ese segmento a su crédito, una de las prioridades de las nuevas políticas operativas del Banco, lanzadas en enero.
06/07/2017
Estudio técnico financiado por el BNDES señala Ciudades Inteligentes, Salud y Rural como áreas prioritarias para IoT
Además de estas tres áreas, se definieron los segmentos de las industrias de base (Petróleo y Gas, y Minería) y manufacturera (Textil y Automotriz) para componer el rol de prioridades, como sectores movilizadores para la industria en general. Estos cuatro segmentos fueron elegidos debido a su relevancia para la economía brasileña y por su agenda de innovación ya en curso.