Economía de la cultura


De 1995, el BNDES apoya de forma sistemática acciones en el área de la cultura, claramente en patrimonio histórico, acervos, cine, y en las cadenas productivas del audiovisual y editorial.

La estructuración de la cadena productiva del audiovisual

El BNDES está apto a participar de toda la cadena productiva del audiovisual, incluyendo producción, distribución, infraestructura y expansión y descentralización de las salas de exhibición del país. Para tanto, dispone de instrumentos financieros específicos, como las financiaciones del Programa BNDES Procult, las inversiones en Fondos de Inversión de la Industria Cinematográfica (FUNCINES) y los Anuncios de Cine.
En ese objetivo, el destaque operacional del año de 2011 fue el proyecto Redecine Irajá. Se trata de la implantación de un complejo de seis salas de cine totalmente digital, localizado en el barrio del Irajá, suburbio de Rio de Janeiro. El proyecto fue apoyado en el ámbito del programa Cine Cerca de Usted, en acción coordenada entre la Agencia Nacional de Cine (ANCINE), que aportó recursos del Fondo Sectorial del Audiovisual, y el BNDES, que por su vez utilizó recursos del programa BNDES Procult. Por medio de esa iniciativa, se pretende ampliar y descentralizar el parque exhibidor brasileño, expandiendo la oferta de servicios culturales a una parcela mayor de la población.

Apoyo a la preservación del patrimonio histórico nacional

La utilización de inversiones no pasibles de reembolso y pasibles de deducción como incentivos fiscales (Ley Rouanet) y de recursos del Fondo Cultural hace viable al BNDES la implementación de proyectos de preservación del patrimonio cultural. De 1997, ya fueron destinados cerca de R$ 142 millones a proyectos de preservación y restauro de edificaciones, lo que consolidó la posición del BNDES de mayor promotor de la conservación del patrimonio cultural brasileño. De 2010, un cambio de abordaje hizo con que los proyectos de patrimonio pasasen a ser analizados bajo un bies de desarrollo. El objetivo es, además de recobrar el patrimonio, estimular y facilitar el usufructo del bien restaurado, promover su mejor utilización por la sociedad y promover el mayor dinamismo económico local, tornando el patrimonio histórico un ancla para el desarrollo institucional, económico, turístico y urbano de la localidad donde se encuentra.

Bajo ese nuevo óptico, se destaca el proyecto integrado realizado en la ciudad de Tiradentes (MG), en estructuración desde 2009. En 2011, fue contratada una importante operación que envolvió la restauración de tres de las principales iglesias del municipio (Capilla de São Francisco de Paula, Iglesia de Nossa Senhora do Pilar do Padre Gaspar e Iglesia de Nossa Senhora das Mercês), con el designio de mejorar sus instalaciones físicas, potenciar sus usos para la comunidad local y promover el desarrollo de su entorno.

Anuncio de acervos

También con recursos de naturaleza no pasibles de reembolso oriundos del Fondo Cultural, el BNDES desarrolla desde 2004 el Programa de Preservación de Acervos, destinado a acciones de preservación de acervos archivísticos, bibliográficos y museológicos de relevancia cultural e histórica. El programa es hecho operacional por medio de anuncio público de selección bianual.

En 2011, fueron anunciados los resultados de más un boletín, con la divulgación de un catastro reserva de proyectos a ser contratados hasta el año de 2013. La principal novedad fue la creación de la modalidad Ancla, que busca replicar el apoyo en diversos puntos de una red de acción o por medio de acervos aglutinados por algún elemento común (temática; geográfico; necesidad de acciones comunes de preservación).

Turismo

Por medio del programa ProCopa Turismo, el BNDES financia la construcción, reforma, ampliación y modernización de hoteles, de manera a aumentar la capacidad y calidad del hospedaje para la Copa mundial de fútbol de 2014. Esa iniciativa forma parte de un esfuerzo conjunto con el Gobierno Federal para disponer Brasil para ese evento. El programa busca estimular la sustentabilidad ofreciendo condiciones especiales caso las iniciativas presenten certificados de construcción sostenible o eficiencia energética. En 2011, fueron contratadas tres operaciones en el valor de R$ 58 millones.