Energía eólica


En 2011, el total de financiaciones aprobadas para la generación eólica de energía fue de R$ 3,4 mil millones, representando un crecimiento del 173%, con relación a 2010. Fueron financiados 43 parques eólicos, con capacidad instalada de 1.160 MW e inversión total del orden de R$ 5,3 mil millones. Cabe resaltar que, con el éxito de las subastas de fuentes alternativas y de energía de reserva, y de la 13º Subasta de Compra de Energía Eléctrica Proveniente de Nuevas Iniciativas de Generación (Subasta A-5, de 2011), la perspectiva es de un crecimiento aún más expresivo en 2012.

Es importante mencionar todavía que los parques eólicos apoyados por el BNDES son desarrollados de manera a minimizar los impactos ambientales consecuentes de su construcción y a potenciar los beneficios provenientes de su implantación. Son trabajados bajo el óptico de la Política de Entornos del BNDES, con inversiones sociales que aportan para el desarrollo territorial sostenible y que cuentan con la participación de los gobiernos locales, sociedad local y demás liderazgos que participaron en la discusión de propuestas de las inversiones y participan de la implantación de los proyectos.

Los contratos de financiación celebradas entre el BNDES y los emprendedores responsables por la construcción de los parques eólicos fueron estructurados incluyendo valores destinados a inversiones sociales, totalizando R$ 26 millones, a ser utilizados con el designio de promover, en el ámbito de la comunidad local: (a) formación de mano de obra especializada en las comunidades locales; (b) inversiones en la infraestructura local; (c) diversificación de la economía local; (d) estímulo a la atracción de nuevas actividades económicas en los municipios sede de las iniciativas; y (e) inversiones en programas ambientales para concienciación de las comunidades locales.

La mayor parte de las iniciativas eólicas será construida en el semiárido nordestino, región cuyo Índice de Desarrollo Humano (IDH) se sitúa abajo de la media del Noreste.

Columbrando el potencial de crecimiento de la generación eólica en el país, nuevos fabricantes de aerogeneradores se pusieron habilitados en el catastro de fabricantes del BNDES para suministrar equipos, en los niveles de nacionalización exigidos por el BNDES, a saber: Acciona, Alstom, IMPSA, Gamesa, GE, Siemens, Suzlon, Vestas, Wobben y WEG.

La presencia de eses nuevos fabricantes trajo mayor competitividad al segmento de generación eólica, lo que viene permitiendo significativa reducción del valor de inversión, por MW instalado y una trayectoria de caída de costes de la energía comercializada, según puede ser verificado en los resultados de las últimas subastas de fuentes alternativas y energía de reserva. El precio de la energía comercializada, proveniente de los parques eólicos, cayó de R$ 305/MWh, en 2005, para R$ 100,9/MWh, en 2011, lo que representa una contribución relevante para la promoción de la modicidad arancelaria.

Entre las operaciones aprobadas en el año de 2011, se destacan las realizadas con los grupos Renueva Energía, Serveng, IMPSA, Enerfin, DESA, Contour Global, EDP y Galvão.